Hace unas semanas asistía en Munich a la feria solar más importante de Europa, Intersolar. Además de energía solar, esta feria es una referencia en e-mobility y energy storage. Y la sensación que me quedó es que las baterías y sus aplicaciones para el almacenamiento de energía son el nuevo boom del mercado. Y muchas de las cosas que vi me recordaron a la época del boom de las “punto com” hace 20 años cuando, entre otras cosas, los datacenters surgieron como modelo de negocio a gran escala. Y ese flashback, además de hacerme consciente del inexorable paso del tiempo, me dio por analizar algo más en profundidad esta analogía

  • Es un negocio de infraestructura que sirve de “habilitador” a otros negocios. En el caso de los datacenters fue el habilitador del e-commerce, aplicaciones en la nube, etc. En el caso de los “energycenters” habrá que esperar a ver cómo se monetiza el romper con el primer mandamiento de los operadores de red: “la generación y la demanda tienen que ser idénticas”.
  • Ambos son negocios basados en gestionar de forma eficiente hardware mediante software avanzado de gestión y control térmico. Ambos escalan bien y se consiguen ahorros centralizando la infraestructura.
  • Ambos basan su rentabilidad en la curva de reducción de costes. En el caso de los datacenters viene muy influida por la ley de Moore. En el caso de los energycenters, al ser tecnología electroquímica no se pueden esperar curvas tan espectaculares pero según BNEF en su último informe, la reducción de coste nos llevará en pocos años a alcanzar la mítica cifra de 100 $/kWh

  • La cadena de valor en ambos es muy similar

 

Actualmente, el almacenamiento de energía atrae players de muy diverso tipo. Desde grandes conglomerados industriales como LG, Panasonic, Siemens, GE o ABB, pasando por IPPs como RES o AES hasta especialistas del nuevo sector como Tesla, BYD o Leclanché. Si nos fijamos en los datacenters, veremos que hace 20 años también había muchísimos players pero actualmente el sector evoluciona hacia 2 grandes grupos de compañías:

  • Proveedores de infraestructuras: especialistas como Equinix o Cyxtera o telecos como China Telecom que mantienen los centros con el HW asociado.
  • Proveedores de servicios: Amazon, IBM, Google…contratan a los antes citados capacidad y ofrecen servicios “en la nube”.

En el caso de los energycenters, es probable que los proveedores de infraestructura sean grandes compañías tipo utilities con capacidad de realizar grandes inversiones con retornos a medio plazo. Pero es en la parte de proveedores de servicios donde se me antoja la lucha más apasionante donde quizás veremos grandes de Internet como Google con nuevas compañías como Tesla y seguro que clásicos como Siemens o IBM. De hecho me llamó la atención en Intersolar que uno de los stands más espectaculares era de Mercedes energy que en realidad no mostraba ningún producto concreto pero que claramente se enfocaba hacia soluciones de almacenamiento de energía. Quien desarrolle servicios que expriman las capacidades de la tecnología (como hizo Amazon con sus servicios en la nube) revolucionará el mercado. Y todo esto tiene mucho que ver con las Smart grids, tema que centra los esfuerzos de muchísimos gigantes tanto de la energía como de las ITs.

 

Parece claro que el almacenamiento de energía va a cambiar la gestión de las renovables, así como la gestión de red que realizan actualmente los operadores, pero yo creo que no va a ser mediante instalaciones privadas distribuidas sino como servicios de almacenamiento “virtual” ofrecidos por compañías que a su vez se apoyarán en infraestructuras centralizadas optimizadas. En un primer momento estará dirigido a grandes generadores/consumidores de energía, pero evolucionará hacia un servicio escalable al alcance tanto de grandes clientes como de particulares.

Pero todo esto sólo ocurrirá si el almacenaje de energía es rentable. Actualmente la principal vía de ingresos viene por regulación en frecuencia que habitualmente está remunerada por el operador de red. Conforme los costes del almacenaje se reduzcan, irán apareciendo nuevas aplicaciones con sentido de negocio. Por el momento todo el mundo quiere coger posición para estar preparado para lo que se supone vendrá en un futuro próximo: el almacenamiento de energía como herramienta para revolucionar la gestión eléctrica.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.